A la Navidad se la viene oyendo desde hace unos días. Así que, por adelantarnos un poco al momento de máximo estruendo y pompa, vamos a hablar de una iniciativa interesante, sobre todo para los que el árbol vivo es el must de las fiestas.

La idea es de Planteig, una empresa que ha decidido alquilar los árboles en lugar de venderlos. Te traen el abeto al salón de tu casa y, tal como han venido, al acabar las fiestas vuelven a buscarlo para replantarlo en el prepirineo catalán. Cómodo es, y también es la manera de asegurarnos que lo que hemos cogido prestado de la naturaleza vuelve a su lugar, evitando que al finalizar las fiestas árboles y más árboles se acumulen en los contenedores.

Y ya sólo queda disfrutarlo y decorarlo con la conciencia más tranquila. Para eso también tenemos algunas ideas:

Visto en Etsy.
 Visto en Etsy.
 
Visto en Etsy.