Por mucho que nos guste el diseño bonito, hay algo más importante en la vida: las cosas tienen que servir para algo. La utilidad debe ser lo primero, lógico. Una silla es para sentarse y luego ya veremos las virguerías que hay por ahí. Ahora bien, si hablamos de saleros la cosa está perdida. Aún con el ritual de incorporar arroz al bote y dar los golpecitos de rigor sobre la mesa, la cosa no funciona como debería. El salero sin disgustos aún está por llegar. Así que en este caso no hay otra que dar prioridad a la belleza y confiar en la suerte del invento. Ahora, como funcionen tienen que ser la leche. De momento y prudentemente, os invitamos a adornar vuestras encimeras con alguno de estos.

Moma Design Store Switch Salt & Pepper Shakers

 

Menu Pepper & Salt Mill Bottle Grinder Set

 

DAG – Salt Shakers

Yanko Design.

Kikkerland Finn Salt and Pepper Shakers.

Walking Seasoning Bottles – SUCK UK Robot Cruets