La nueva heladería en Barcelona se llama Eyescream and friends y es otra cosa. Se trata del negocio que han emprendido Joad López y Federico Mendoza, y que nos invita a probar algo con lo que estamos aún poco familiarizados: el shaved ice cream (helado raspado). Este tipo de producto está a medio camino entre el sorbete y el helado y, es verdad, si miramos los originales ‘shaved’ que se consumen en Taiwán podríamos decir que son más bien feos.

Pero esto no ha supuesto un problema para el Estudio M de Barcelona, que se ha encargado de dar personalidad al proyecto. Tal como cuentan en su web, este ha sido el proceso: “Cambiamos la materia prima taiwanesa por italiana, e iniciamos una especie de “deconstrucción”, separando los toppings del helado. Como giro creativo fundamental, a esa montaña de helado deforme le pusimos dos ojos de azúcar, convirtiéndolo en un personaje-monstruito que te mira a los ojos y que le dota inmediatamente de vida y personalidad. El efecto que consiguen unos simples ojos es sencillamente increíble.

Y estamos totalmente de acuerdo y embobados con el resultado, el diseño, el producto y la propia tienda. ¿Quién se resiste a probar algo así? ¡Todos al Paseo Joan de Borbón 30!