Una cosa está clara: hay rutinas que son el mal, como madrugar o peinarse. Otras en cambio, pueden arreglar hasta el día más torcido. Una de esas rutinas, para mí, no es otra que ir saltando de página en página admirando la cantidad de cosas preciosas que la gente es capaz de crear. Y fue precisamente en uno de esos saltos de pértiga donde encontré a Wolfram Kampffmeyer. Este diseñador de videojuegos de origen alemán decidió un buen día que, después de pasarse largas horas creando personajes en 3D para sus videojuegos, lo que él quería era poder abrazarlos. Fue así como empezó a crear toda una colección de animales de rasgos geométricos construidos en papel.

Y claro, si juntamos en un mismo producto formas geométricas, tonos pastel y animalicos, ¿qué tenemos? Pues algo TAN BONITO como esto:

il_570xN.482665377_7fxn

il_570xN.482665207_2yzg

diy-paper-sculptures-paperwolf-wolfram-kampffmeyer-4 diy-paper-sculptures-paperwolf-wolfram-kampffmeyer-5 diy-paper-sculptures-paperwolf-wolfram-kampffmeyer-6 diy-paper-sculptures-paperwolf-wolfram-kampffmeyer-14

Pero no sólo de papel vive el hombre. Aunque puedes adquirir tu propia mascota de pasta de celulosa por un precio más que razonable, Kampffmeyer también se ha atrevido a realizar ese mismo efecto de geometría en 3D en madera de cerezo. Lujo asiático sólo apto para algún bolsillo. Yo de momento, me conformaré con mirar la foto. Muchas veces.

il_570xN.623849162_79u1

Fotos de PaperwolfsShop en Etsy.