Como podéis imaginar en el estudio nos tomamos muy en serio nuestras horas de comida. Cuando va llegando las 14:00/14:15h nuestro estomago ya empieza a rugir… Así que nos disponemos a calentarnos los tuppers de casa en la cocina del estudio, pero Ups!…

¿Y ahora que hacemos? No tenemos nada. Nos os preocupéis esta parte de la historia la tenemos más que controlada, con tan solo mirarnos ya sabemos donde comer.

Descolgamos el teléfono, marcamos y reservamos una pequeña mesa en Can Dendê: un pequeño restaurante en la C/ Ciutat de Granada, 44 de Poblenou.

Ahora te mostraremos algunos de los platos que nos quitan el hipo y por los que paramos el mundo y le decimos: Para, mundo que yo me quedo aquí en Can Dendê, yo y mi postre “Infancia feliz”.

Con este plato en Hommu perdemos más que la cabeza. Can Dendê es un pequeño restaurante que hace relativamente poco tiempo que esta abierto y ya es un completo éxito. ¿Pero quien dice que no a esos platos, a esos baggels? Aquí ya estamos diciendo: ¡Nadie! El nombre de este local de poblenou proviene del nombre de la mascota de las propietarias, un perrete llamado Dendê, que a su vez es el nombre de una palma muy conocida como ingrediente en la cocina brasileña.

Hemos de destacar que este negocio no hubiera sido lo mismo sin las sonrisas de los que lo llevan, de su alegría y sus ganas. Es una de las cosas por las que repetimos una y otra vez. ¡El entusiasmo que llevan es muy contagioso!

Así que si queréis un buen desayuno, un brunch o una comida exquisita…  ¡Seguro que nos encontraréis allí!

 

image

11251773_472060132943651_722111269846237338_n

Aquí podéis ver la alegría que despendren las propietarias del Can Dendê

DENDE_02-e1424804250272

Oh! Se nos cae la baba con los pancakes de frutos rojos con platano…

10997304_443339432482388_7854526700517436288_n

¡Aquí os presentamos a Dendê!

11986500_513660388783625_6529544661196009826_n

Aquí podéis ver todo el equipo que reune Can Dendê

DENDE_01-1024x768

Y ahora para dar constancia de este Post, podéis ver la infancia feliz por la que morimos…

infancia